Investigamos y promovemos el acercamiento entre las culturas catalana y americanas, dándolas a conocer al público en general.

Un Cristo peruano conmueve a los fieles de Barcelona

Zulma Sierra
Latino/Barcelona

Con un rotundo grito de ¡viva el Perú!, el canto del himno nacional y la liberación de dos palomas blancas, se dio inicio a una de las procesiones más solemnes de este país andino. La imagen del Señor de los Milagros, también conocido como el ‘Cristo Morado’ salió de la iglesia San Ramón Nonat, en Collblanc, y fue custodiada por una multitud que oraba y cantaba sin parar.

“Aquí sí hay mujeres cargándolo, a diferencia de Lima, donde sólo la cargan hombres”, destaca Jorge Loaiza, integrante de la Hermandad que desde hace diez años lucha por fortalecer la fe de los peruanos en Barcelona.

Aunque cabe resaltar que en Lima se necesitan 24 personas para levantar la pesada imagen y que la réplica de Barcelona sólo requirió 12.

Para la familia Fernández García la cita con este evento, cada mes de octubre, es obligada. “Por él estamos acá en España”, recalca Marcos Fernández. Su esposa Mery y su hija Belén también se ubicaron en un sitio estratégico para no perder de vista a la imagen. “Venimos desde el centro de la ciudad sólo para la procesión. Para nosotros es como un Dios”.

Cuenta la leyenda que en el terremoto de 1655 lo único que quedó en pie fue la imagen del Señor de los Milagros, pintada en un muro de Pachacamilla, un sector de Lima habitado por esclavos angoleños. Dicen también, que el nombre del artista es desconocido pero se sabe que fue uno de estos esclavos y que por eso, los peruanos bautizaron con cariño a su Señor como el ‘Cristo Moreno’ o ‘Cristo de Pachacamilla’.

NUEVA PROCESIÓN

“Cuando vivía en Trujillo, iba más a la iglesia que a la procesión”, recuerda Luis Miguel Castro. El 23 de octubre, por coincidir con su familia en Collblanc, decidió acercarse a la romería. “Es la primera vez en mis cuatro años de vivir aquí que vengo a la procesión y me sorprende ver a tanta gente”.

La Hermandad del Señor de los Milagros no es la única entidad peruana preocupada por no dejar morir la fe de sus compatriotas. La Hermandad de la Inmaculada Virgen de la Puerta, patrona del norte del Perú, también prepara una procesión para el próximo 30 de octubre (c/Valdonzellas, 13) y esperan una asistencia tan multitudinaria como ésta.