Investigamos y promovemos el acercamiento entre las culturas catalana y americanas, dándolas a conocer al público en general.

Viaje del Sr. Cardenal Arzobispo de Barcelona, Dr. Lluís Martínez Sistach, a la República Dominicana


Realizó un conjunto de actividades pastorales y fue investido doctor honoris causa por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) de Santiago de los Caballeros

Del 30 de diciembre de 2010 al 9 de enero de 2011, el Sr. Cardenal Arzobispo hizo un viaje a la República Dominicana, invitado por el arzobispo de Santiago de los Caballeros, Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio, y por el cardenal de Santo Domingo Nicolás de Jesús López Rodríguez, presidente de la Conferencia Episcopal del país. El Dr. Martínez Sistach, al que acompañaba Mn. Robert Baró, realizó un
intenso programa de actividades pastorales y estableció contacto con las iniciativas apostólicas realizadas en aquella tierra por obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos vinculados a la archidiócesis de Barcelona. También fue una oportunidad para recordar la presencia de hijos de Cataluña en los primeros pasos de la evangelización de América tras el descubrimiento. Y, pasando del pasado al tiempo actual, nuestro cardenal aprovechó el viaje para mantener contactos con un buen grupo de sacerdotes de ese país que han hecho los estudios de Liturgia en el Instituto Superior de Barcelona y que actualmente animan la pastoral litúrgica en las diócesis de la República Dominicana, con resultados bien visibles por la calidad de las celebraciones.

El día 30 de diciembre, a su llegada al aeropuerto de Santo Domingo, mantuvo una entrevista con el ministro de Educación del país. Después, en la Casa de la Iglesia de la archidiócesis, gestionada por miembros del Camino Neocatecumenal, saludó a dos familias originarias de
nuestra archidiócesis que colaboran como laicos misioneros en Santo Domingo y en Haití.

El 31 de diciembre, en el barrio Herrera de la capital, visitó la comunidad de Religiosas Concepcionistas que llevan la obra titulada "La Hora de Dios", de la que es superiora la hermana María Rosa Baqué Sistach, prima del Sr. Cardenal, que trabaja en el país desde hace cuatro décadas. Por la noche celebró la eucaristía y cenó con todas las religiosas de la provincia.

El día 1 de enero presidió la celebración de la eucaristía en la catedral de Santiago, que es la catedral primada de América. Concelebró con el arzobispo de Santiago y otros prelados. Asistieron el vicepresidente del gobierno del país, varios ministros y representantes del cuerpo diplomático acreditado. Por la noche, visitó la casa provincial de las Carmelitas Teresas de San José, donde trabajan dos religiosas del arzobispado de Barcelona. Al encuentro asistieron también las religiosas de las otras comunidades.

El 2 de enero visitó y celebró la eucaristía en la catedral de La Vega, una de las primeras diócesis de América -junto con Santo Domingo y San Juan de Puerto Rico- y que actualmente celebra los quinientos años de su creación. En este lugar, Ramón Pané, hermano lego catalán, fue el primer evangelizador y catequista de América y también el primer etnólogo y antropólogo, ya que se dedicó a estudiar la lengua y costumbres del pueblo taíno. Allí se administraron los primeros bautizos en tierras americanas.

El cardenal fue declarado huésped distinguido de la ciudad y compartió la comida con la comunidad de Franciscanas de los Sagrados Corazones, donde está destinada la anterior superiora de la comunidad de esta congregación que desde sus orígenes trabaja en la Obra
Benéfico- Social del Niño Dios, de nuestra diócesis. Por la tarde, visitó el "Santo Cerro" y allí celebró la eucaristía en la basílica de "Nuestra Señora de las Mercedes", advocación tan unida a nuestra ciudad, y que es la patrona de la República Dominicana. En ese lugar, según la tradición, el almirante Cristóbal Colón plantó la primera cruz en el continente americano.

El día 3 de enero presidió la eucaristía y compartió la jornada con la Conferencia Episcopal del país, reunida en sesión plenaria en Santo Domingo. Mantuvo una entrevista con el gobernador de Santiago y con los miembros del llamado Plan Estratégico de Santiago de los Caballeros, en el que colaboran entidades barcelonesas. El día 4 de enero presidió la celebración de la eucaristía en la catedral de Santiago e hizo varias declaraciones a los medios de comunicación
locales.

El día 5 de enero celebró la santa misa en la parroquia de Cristo Rey de Puerto de la Plata, lugar donde el cardenal fue acogido como visitante destacado, así como en otras ciudades como Santiago, La Vega y La Isabela.

El día 6 de enero, solemnidad de la Epifanía del Señor, celebró la eucaristía en La Isabela, diócesis de Puerto Plata, en la que concelebró con varios arzobispos, obispos y presbíteros, entre los obispos estaba el obispo auxiliar de Nueva York. La Isabela fue la primera ciudad fundada por europeos del continente americano donde el padre Bernat Boïl, que acompañó a Colón en su segundo viaje a América, celebró la primera misa en ese continente el 6 de diciembre de 1494.

En aquella misa había una imagen de la Virgen de Montserrat, ya que el padre Boïl, miembro de la Orden de los Mínimos, fue también superior de los ermitaños de la montaña de Montserrat. Tras la misa, acompañado de las autoridades provinciales y locales, el cardenal visitó los restos arqueológicos del asentamiento de La Isabela, especialmente la antigua capilla y la casa del almirante Colón. Por la noche, también asistió al acto infantil de clausura de la fiesta de los Santos Reyes, celebrado a la entrada de la ciudad, acto en el que acompañaron
nuestro cardenal arzobispo el obispo y la gobernadora de Puerto Plata.

El día 7 de enero, fiesta de Sant Ramon de Penyafort, de buena mañana,
presidió una eucaristía con motivo de celebrarse el Día del Legislador de la República Dominicana. Asistieron numerosos representantes de la administración de la justicia. Al mediodía participó en un acto institucional celebrado en el Ayuntamiento de Santiago y comió en la Casa de España.

A las seis de la tarde, en la sede de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) en Santiago, la primera universidad privada de la República Dominicana, tuvo lugar el acto de concesión del doctorado honoris causa por esta universidad a nuestro cardenal
arzobispo. Asistieron al acto el cardenal de Santo Domingo, el nuncio del Santo Padre en el país y Haití, el arzobispo de Santiago y gran canciller de la Universidad y otros miembros del episcopado del país, así como el rector y los miembros del claustro de profesores y estudiantes. Nuestro cardenal pronunció la lección doctoral sobre el tema "La presencia pública de la Iglesia en la sociedad", remarcando algunos aspectos de la experiencia española sobre esta materia que pueden resultar aleccionadores para la experiencia de los países
latinoamericanos.

El 8 de enero nuestro cardenal visitó la fundación León Jimenes, en Santiago de los Caballeros y por la noche regresó a Barcelona.