Investigamos y promovemos el acercamiento entre las culturas catalana y americanas, dándolas a conocer al público en general.

«Ahora emigran mil españoles cada mes hacia Buenos Aires»


X.V. vigo /
La voz de Galicia
9/4/2011

La historia se repite. «Ahora emigran mil españoles cada mes hacia Buenos Aires», afirma la cantante Lorena Lores, quien ostenta la presidencia de Arxentinos no Exterior. Dice que lo ha constatado en las pasadas Navidades. «Lo curioso es que van en plan turístico, pero se ponen a buscar trabajo y, al conseguirlo, se quedan en Argentina, porque es un país muy abierto y receptivo para los emigrantes, como nos sucedió a los gallegos tiempo atrás, incluso ahora lo están haciendo algunos, sobre todo los que tienen allá familia, porque el país está creciendo a un ritmo del 9% anual», argumenta.

Se le dio la vuelta a la tortilla, porque hace diez años sucedía todo lo contrario. Lorena Lores recuerda esa época de penuria económica con una sola palabra: corralito.

«En el Consulado de Argentina en Vigo figuran 3.000 inscritos, pero hay más, dado que muchos argentinos no están dados de alta, por tener la doble nacionalidad, como es mi caso», manifiesta.

Refiriéndose a la situación de los que residen aquí, sostiene que a los argentinos no les afecta tanto el paro como a otros colectivos. «La mayoría de los que han venido son profesionales, dado que se trata de médicos, odontólogos, fisioterapeutas y psicólogos. Pero también son especialistas en otros sectores, como la carpintería, fontanería... Pero, a partir de la llegada de la crisis, hace un par de años, muchos argentinos iniciaron el viaje de retorno a su país, donde la economía se está mostrando de una forma emergente».

Resalta que los que regresaron fueron más del sector de la construcción. «En el Consulado solo constan 30 familias, porque son los que han necesitado de unos trámites para poder llevar sus pertenencias. Sin embargo, también hay algunos jóvenes que han vendido sus casas y decidieron regresar. De todos modos, el porcentaje de retorno es pequeño, se baraja el 10% en toda España. Lo que ocurre es que muchos de la construcción se están planteando irse», argumenta.