Investigamos y promovemos el acercamiento entre las culturas catalana y americanas, dándolas a conocer al público en general.

UNIVERSIDADES
El aumento de la inmigración no llega a la universidad

Sólo el 1,7 por ciento de los alumnos matriculados en España son extranjeros, frente al 6,5 de la enseñanza no universitaria.

ALICIA RODRÍGUEZ DE PAZ - 20/12/2005
La Vanguardia
MADRID


El empuje de la población inmigrante no ha llegado a la universidad. Mientras en las enseñanzas no universitarias el porcentaje de alumnos extranjeros llega al 6,5%, tan sólo un 1,7% de los estudiantes que se han matriculado este curso en la universidad no son autóctonos (en el recuento se excluye a los que estudian temporalmente con el programa Erasmus).

La presencia de universitarios de otras nacionalidades aumenta, aunque de forma lenta: en el curso 1994-95 representaban el 0,7% del total. La primera radiografía de la universidad en España, presentada por la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, señala que, entre los extranjeros, predominan los alumnos provenientes de Europa (un 40,6%), seguidos de los de América del Sur (27,1%), África (19,1%), Asia y Oceanía (5,2%), América del Norte (4,9%) y América Central (3,1%). En los últimos diez años, han perdido peso los europeos (representaban el 48,7%) en beneficio de los estudiantes sudamericanos (20,7%).

Datos y cifras del sistema universitario curso 2005/ 2006 refleja un estancamiento del número de alumnos matriculados en la universidad. Este curso realizan estudios universitarios 1.442.000 estudiantes frente a los casi 1,6 millones del curso 1999/ 2000, "un pico que coincide con la llegada de los niños del baby boom a la universidad", según explicó la ministra San Segundo.

La evolución de los estudiantes universitarios en la última década no ha sido ni mucho menos homogénea. Las comunidades que más alumnos han perdido son Navarra (un 23%), Asturias (22,7%), Cantabria (21,2%), Aragón (20,5%) y Euskadi (15,8%), frente a las que han registrado más aumento, como La Rioja (un 26%), Murcia (16,7) y Extremadura (9,9%). Catalunya, con una caída del 0,5%, se sitúa muy cerca de la media, de apenas un 1,1% positivo. Pero entre los inicios de la década de los noventa y el comienzo del siglo XXI la proporción de ciudadanos con titulación universitaria o de FP de grado superior se ha doblado en todas las comunidades autonómicas.