Investigamos y promovemos el acercamiento entre las culturas catalana y americanas, dándolas a conocer al público en general.

Benach se presenta ante el Senado de California como representante de la "nación catalana"

El presidente del Parlament, Ernest Benach, intervino ayer martes 7 de marzo en el Senado de California como representante de la "nación catalana" e hizo parte de su intervención en la Cámara en catalán para proponer profundizar en las relaciones de Cataluña con este estado norteamericano.

Benach se encuentra en Sacramento (California) encabezando una delegación oficial del Parlament con motivo del 20 aniversario del hermanamiento entre Cataluña y California.

En su intervención y escoltado por una 'senyera' junto a las banderas de California y los Estados Unidos, el presidente del Parlament se presentó como "representante de una nación con mucha historia, de una tierra que es lejana geográficamente, pero al mismo tiempo cercana: Cataluña".

Benach señaló que "sabemos que no somos el centro del mundo, sino que Cataluña es tan sólo una nación más de las que conviven en la gran aldea global, pero también sabemos que nuestras aportaciones, nuestra existencia, es tan valiosa como la de cualquier otro pueblo o nación".

En esta línea, insistió en que la existencia de la nación catalana se inscribe en la "defensa constante de la libertad y la diversidad". "Somos un pueblo emprendedor, que hoy, una vez más, invita al pueblo de Cataluña a colaborar, para buscar juntos el camino hacia un futuro donde todas las personas puedan vivir mejor y más libres".

Explicó en catalán que "nuestra lengua, que hablan más de 10 millones de personas en Europa, es la décima más traducida en el mundo, según datos de la UNESCO, y demográficamente es la séptima de la UE". La intervención fue emitida en directo por el canal parlamentario del Senado y la Asamblea del Estado y los fragmentos en catalán fueron traducidos por un intérprete del propio Senado.

La relación entre Cataluña y California se remonta a la segunda legislatura del Parlament, bajo presidencia de Miquel Coll i Alentorn, cuando la Asamblea de Representantes del Estado aprobó una resolución para invitar al pueblo de Cataluña a hermanarse con California para promover intercambios artísticos, académicos y culturales "y establecer una amistad más firme y una relación más estable entre los californianos y los catalanes".

Un año después, el 13 de mayo de 1987, el Parlament de Cataluña aprobó una resolución con la que, "en representación del pueblo de Cataluña", aceptaba esta invitación "para profundizar los vínculos de tipo cultural, científico, técnico y artístico".