Investigamos y promovemos el acercamiento entre las culturas catalana y americanas, dándolas a conocer al público en general.


PRESENTACIÓN DEL MODELO DE BCN EN LA GRAN MANZANA


Nueva York elogia el apoyo que Barcelona da a la arquitectura

• Un simposio sobre planificación urbana y una exposición cierran la visita de Joan Clos.

• La política municipal contrasta con la de EEUU, donde el motor es la inversión privada.

IDOYA NOAIN
El Periodico
NUEVA YORK


El simposio Barcelona / Nueva York: Diálogos sobre arquitectura y planificación urbana fue el sábado 18 de marzo el último acto de la visita del alcalde Joan Clos a Nueva York. El viaje ha puesto de manifiesto el interés que despiertan las políticas arquitectónicas y urbanísticas barcelonesas en la Gran Manzana. Y, por extensión, en Estados Unidos, un país donde son escasas las intervenciones de los gobiernos locales y estatales en el desarrollo arquitectónico y urbanístico.

"Barcelona tiene la capacidad de conseguir que los proyectos se lleven a cabo. Desarrolla planes sofisticados y eso, en gran parte, se debe al compromiso de las administraciones. En Nueva York sólo vale la inversión privada y el gobierno debería implicarse más", declaró Peter Rowe, exdecano de la Facultad de Diseño de Harvard.

ANÁLISIS COMPARTIDO

Rowe, que define a Barcelona como "un gran ejemplo de lo que un buen gobierno puede conseguir de una ciudad", participó el viernes en la inauguración de la exposición Barcelona in progress en el Instituto Americano de Arquitectura. En el acto coincidieron con su análisis Josep Acebillo, comisionado de Urbanismo e Infraestructuras del ayuntamiento, y el arquitecto Elías Torres.

Acebillo aseguró que "Barcelona puede enseñar mucho a Nueva York sobre la buena relación entre ayuntamiento, administración, arquitectura y ciudadanía". Torres manifestó, por su parte, que "está bien que ambas ciudades se miren".

TARJETA DE PRESENTACIÓN

Torres añadió que las dos urbes "se parecen mucho" y comparten aspectos como "la gran vitalidad de sus calles". También dijo que los arquitectos de EEUU observan a Barcelona "con cierta envidia porque el motor de su desarrollo urbanístico han sido las administraciones, lo que ha convertido la arquitectura en una tarjeta de presentación de la ciudad". Concluyó afirmando que, en cambio, en Nueva York "todo depende de la iniciativa privada y así la arquitectura representa simplemente al dinero".

El alcalde coincidió con este análisis. El viernes, un día después de recorrer con el comisario Terence Riley la exposición centrada en la arquitectura más reciente realizada en España abierta en el MOMA, Clos explicó que la sobreexplotación económica que a menudo acompaña a los proyectos en EEUU "es un problema que limita la creatividad".

En un encuentro con los medios de comunicación --donde dijo que le gustaría tener un proyecto del calibre del de la reconstrucción de la Zona Cero-- Clos aseguró que "en Barcelona hay aprecio y cierta cultura de diseño arquitectónico en la sociedad" y puso un ejemplo: "Si en Barcelona se pregunta de quién es un edificio, la gente da el nombre del arquitecto. En Nueva York, en cambio, se cita al propietario".

Noticia publicada en la página 41 de la edición de 19/3/2006 de El Periódico